TRANCES

Revista de Transmisión del Conocimiento Educativo y de la Salud

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Home NÚMEROS PUBLICADOS 2012 Noviembre - Diciembre, 2012 Funollet, F., Inglés, E. y Gomila, B. (2012). El factor humano en los proyectos de turismo activo. Reflexiones al entorno del proyecto transfronterizo “hacer de la frontera un camino hacia la formación”. Trances, 4(6): 433-444.

EL FACTOR HUMANO EN LOS PROYECTOS DE TURISMO ACTIVO. REFLEXIONES AL ENTORNO DEL PROYECTO TRANSFRONTERIZO “HACER DE LA FRONTERA UN CAMINO HACIA LA FORMACIÓN”.

 

Autores:  Funollet, F.;  Inglés, E.;  Gomila, B.

Resumen:

 

El turismo activo suele proponerse como una solución deslumbrante a los problemas de despoblamiento que sufren gran parte de las zonas rurales de nuestras montañas; pero también puede convertirse en un conflicto añadido, de no ir acompañado de un proyecto que trate, en profundidad, un desarrollo más sostenible del territorio y que cuide, muy especialmente, su factor humano.

Esta reflexión viene a cuento de un proyecto que se inició en los Pirineos, a principios del 2008, con el objetivo de desarrollar un territorio transfronterizo por medio del turismo activo. Su arranque fue increíble pero, al final, se vio frenado por no haber creado un espacio específico en donde pudieran elaborarse convenientemente las relaciones humanas de las personas involucradas.

Como fruto de lo ocurrido, hemos aprendido que en el inicio de cualquier empresa humana conviene clarificar y valorar exhaustivamente sus interrelaciones, y más si se trata de un proyecto de tal envergadura como “Hacer de la frontera un camino hacia la formación”1. Para empezar, cabe considerar a todo el mundo, integrando, especialmente, a las personas con opiniones dispares; haciendo equipo; hablando de los detalles; organizando sesiones críticas; analizando las fortalezas, las oportunidades, las debilidades y las amenazas; para transformar, posteriormente, las dos últimas, en nuevas oportunidades. En definitiva, se trata de revisar el grado de compromiso adquirido por las diferentes partes, relacionándolo con los valores que motivaron el proyecto. Y después, cabrá fortalecer las capacidades que pueda ofrecer cada miembro del grupo a su conjunto, así como, buscar todo el potencial de crecimiento que aún quede por explorar, tanto de cada uno de sus elementos como del nuevo equipo conformado.

 

Palabras Clave:

 

Desarrollo sostenible, equipo, compromiso, acuerdos, valores, potencialidades.

 

           

 

Libros

EFANEE (20€+IVA) Descargar
Libro comunicaciones (18€+IVA) Descargar